Como cada año y siguiendo las costumbres mexicanas los puestos de calaveritas ya se han colocado en esta bella ciudad de Toluca (bueno ni tanto) asi que me decidi dar una vuelta para apreciar esta tradicion y ¡¡¡a shinga!!! llegando me aorde del infierno que es pasar entre un oceano de gente (creo que alguien me torteo) pa ver un pinche puesto aparte hay gringos estupidos que se la pasaban riendose de esta tradicion, no dije nada por que habia 3 patrullas a lado, pero en fin me compre una de 7.50 y recorde por que me gustaba tanto…el chocolate. Las calaveritas tienen el mejor chocolate que haya probado. Por eso es que me gustan tanto.